viernes, 19 de abril de 2013

ENTREVISTA OLIVIA ARDEY

Como regalito para el fin de semana os dejo la entrevista que le hice a Olivia (Montse Yedra) y que ella muy amablemente contestó rauda y veloz. Nos deja algún secretillo muy jugoso que comparto con todos vosotros.
 
La verdad es que me encanta la sencillez de Olivia y ojala le vaya todo lo bien que se merece en su faceta de escritora. Besotes a todos.
 
 
ENTREVISTA A OLIVIA ARDEY

Ante todo, Ana, quiero darte las gracias por abrirme las puertas de tu blog y darme la oportunidad de que las lectoras (¡y lectores!, que también los tengo) conozcan mis novelas y mi forma de escribir.

1.    ¿Qué se siente cuando alguien dice que tu libro le ha gustado? ¿Se puede describir esa sensación? ¿Y cuándo recibes una crítica?
 
Siento una alegría enorme, ya puedes imaginar. Yo escribo para que la gente lo pase bien, para que durante un rato dejen a un lado los problemas del día a día. Cuando una lectora me dice que alguna de mis novelas la ha hecho un poquito feliz, siento que todo el esfuerzo y las horas de sueño perdidas han merecido la pena.
En cuanto a las críticas, si están escritas con respeto, pues que vengan también, ¡faltaría más! A mí tampoco me gustan todos los libros que leo.
 
2.    Has participado en toda una serie de antologías desde 2009 a 2012: “Como una tormenta”, “Ese amor que nos lleva”, “Femenino Singular” y “Epidermis”. ¿Es fácil para una escritora de novelas largas tener que adaptarse al espacio limitado que tiene en este tipo de libros para dejar que haya más relatos?
Ese relato también tendrá su encabezado, nudo y desenlace, ¿pero qué problemas plantea la poca extensión y qué hay que hacer para evitar que el final sea precipitado o los personajes no queden bien definidos?
 
He participado en algunas más, incluso en un libro colectivo de cuentos infantiles. Tienes mucha razón, es difícil escribir relatos. Para mí suponen un ejercicio para trabajar el dominio de la concisión, para aprender a “no contarlo todo”. Es difícil pero apasionante contar historias con pocas palabras. ¿Qué hay que hacer, me preguntas? Leer muchos relatos de los autores clásicos y aprender de ellos, analizar cómo cuentan las cosas, cómo sintetizan, detectar las elipsis, ver cómo insinúan dejando mucho a la imaginación del lector. Y, por supuesto, escribir muchísimos hasta que estemos satisfechas con el resultado.
 
3.    ¿Has estado físicamente en los espacios donde ambientas tus novelas para documentarte mejor? Por ejemplo, creo que fuiste de visita a Manhattan. Si el lugar es inventado (como Tarabán) o es una época pasada, ¿qué trucos usas para que no haya fallos en la línea espacio temporal o en las circunstancias imperantes en ese momento histórico?
 
¡Ya me gustaría! Estuve en Nueva York, pero año y medio dos años después de escribir la DELICIAS Y SECRETOS EN MANHATTAN. Eso sí, fue una experiencia inolvidable poder pisar los escenarios reales de la novela, 100  años después, y ver que los edificios y restaurantes que salen en la trama continúan en pie. Visitar la Denver de DAMA DE TRÉBOLES es un sueño que ojalá algún día pueda realizar. Y el Tarabán de BÉSAME Y VENTE CONMIGO es un pueblecito inventado, pero sí conozco el Bajo Aragón y algunas de las ciudades que salen en la novela, con ésta me ha sido más sencillo.
 
En cuanto a la línea espacio temporal, en las novelas contemporáneas me suelo acordar de memoria y esos detalles los reviso en la fase de corrección. Pero en las históricas, elaboro un eje cronológico remontándome a unos treinta años antes de la fecha en que ocurre la historia. En la parte izquierda apunto los acontecimientos históricos y en la derecha los acontecimientos de la familia de los protagonistas y de ellos mismos. Ese cronograma me es de mucha ayuda cuando rememoran hechos pasados y al hacer alusiones a los años vividos por los protagonistas anteriores al momento presente de la novela.
 
Otra cosa que hago también es anotar en el mapa de la novela, en cada escena, el día en que transcurre (el calendario de ese año lo tengo siempre a la vista), la hora aproximada y el lugar. Eso evita fallos del tipo que sea mediodía y enciendan la luz; o que sea fecha y zona de ir con abrigo y aparezcan en manga corta.
 
4.    ¿Qué personaje te ha costado más desarrollar en tus libros? ¿A cuál le tienes más cariño y por qué?
 
Aunque parezca raro, no me cuesta demasiado porque se “crean” ellos solos. Poco a poco me viene a la cabeza con su personalidad definida, sus defectos y carácter.
 
Me es muy difícil escoger entre uno de mis personajes. Quizá al que más cariño tengo es a Kenneth Callahan, el protagonista de DELICIAS Y SECRETOS EN MANHATTAN. Ojalá existieran mucho hombres tan nobles, elegantes, sinceros, discretos y leales como él… ¡y tan sexys!
 
5.    ¿En qué estás trabajando ahora mismo? ¿Qué nos puedes desvelar de tu próxima novela?
 
Ahora estoy escribiendo una comedia romántica actual, con momentos divertidos y otros muy emotivos, que me tiene absorbida e ilusionadísima. Sólo puedo decirte que transcurre en París.
 
6.    ¿Tienes más libros pendientes de publicar este año o mandado a editoriales pendiente de respuesta?
 
En primavera se publica mi relato DE SABORES, AROMAS Y OTROS DESEOS en la antología “La mujer suave” de Ediciones Rubeo.
Soy una escritora lenta y dispongo de poco tiempo, hasta ahora tal como he ido escribiendo las novelas las he publicado. No tengo obras escritas en cartera, salvo una novela corta que si hay suerte verá la luz en ebook antes de fin de año y a la que tengo especial cariño porque combina una historia de amor actual con otro amor precioso durante la I Guerra Mundial.
7.    ¿Cómo te has informado de todo el proceso de elaboración del vino para tu último libro? ¿Ha habido algún otro tema que desconocieras y que te haya resultado complicado documentarte para “Bésame y vente conmigo”?
 
Te confieso que me puse a escribir una historia actual para descansar de la documentación de las históricas, que me tenía abrumada, y resulta que me metí en el mundo del vino. ¡Menudo lío! Por suerte conté con el asesoramiento de Bodegas Clos Montblanc de Tarragona, unas personas encantadoras que fueron mi gran apoyo. El asunto de la fábrica de chocolate me resultó sencillo porque he visitado la de Chocolates Valor en Villajoyosa y allí te lo explican todo de maravilla.
Tuve también ayuda para informarme sobre la Guardia Civil, sobre el cuerpo de Infantería de Marina… La verdad es que he tenido tanto apoyo de personas estupendas con esta novela que necesitaba darles las gracias y así lo hice en la página final.
 
8.    ¿Ha sido difícil establecer la relación homosexual de Nico en el libro? ¿Has reflejado este tipo de relación en otras obras tuyas? ¿Harás alguna novela donde los protagonistas principales sean homosexuales o lesbianas? Lo pregunto porque lo has reflejado de una manera exquisita y me ha gustado mucho esa relación secundaria en el argumento.
 
Le di muchas vueltas para crear personajes gay sin caer en estereotipos y lograr transmitir cómo se aman. Creo que ese cariño que he puesto en ellos se percibe porque muchos lectores me han felicitado por esta pareja.
Lo único homoerótico que he escrito fue el microrrelato SIN MIRAR ATRÁS, que quedó finalista en un concurso. Y tengo en la cabeza una novela romántica protagonizada por dos chicos, pero no sé si algún día tendré tiempo suficiente para escribir todas las historias que me gustaría que viesen la luz.
 
9.    ¿Cómo se te ocurrió la historia de Susana y el guardia civil? Y dime algo curioso o algún secreto sobre este libro que nadie sepa.
 
Pues la historia de Susana y Javier hace tiempo se me ocurrió como novela corta, pero nunca llegué a escribirla y, cuando empecé a pensar las tramas de BÉSAME, me pareció que esta pareja era el contrapunto ideal de la protagonista. Como la mitad de la novela transcurre en el medio rural, me vino de maravilla.
Un secreto… Vale, lo confieso: la novela tiene un fallo. Yo lo descubrí cuando el libro estaba ya a la venta y me dio una rabia terrible, porque soy muy quisquillosa con esas cosas. Se trata de un error en una carretera, Álvaro coge el coche y sale en dirección norte y en la novela pone que toma dirección Valls, o sea, justo al revés. Para colmo, mi querida Helen C Roque, que es de Sitges, lo pilló a la primera.
 
10. ¿Cuál es tu nombre real y por qué usas este seudónimo? ¿Tal vez parece que con nombre de connotaciones extranjeras se vende más?
 
¿Te imaginas una novela de vaqueros firmada por una tal Montserrat en la portada en letras de molde? A mí me daba urticaria sólo pensarlo. Así que, como la vida me ha dado la oportunidad de cambiarme el nombre, me puse Olivia que me encanta y es muy original. Ardey es mi apellido real al revés.
No es cuestión de marketing ni de pasar por extranjeras, porque en cuanto abres el libro y lees la solapa, ya se ve que somos de aquí.
 
11. ¿Qué género nunca escribirías dentro de la novela romántica? ¿Y en los demás géneros, hay alguno con el que no te atreverías?
 
En ambos casos Ciencia Ficción, pero por puro desconocimiento. Es un género que no leo y no sabría ni por dónde empezar. Y también me impone respeto la intriga y el suspense, un género literario que me encanta. Me parece dificilísimo y admiro mucho a los escritores que lo dominan.
 
12. Además de romántica, ¿qué tipo de libros te gusta leer en tu tiempo libre? ¿Qué hobbies tienes?
 
Me gusta la intriga, las novelas históricas, las sagas familiares, la narrativa actual, la novela negra, algunas de juvenil… Cualquier libro que caiga en mis manos y me llame por la sinopsis. Trabajo en una biblioteca, así que tengo la suerte de contar con mucha lectura a mano donde elegir.
 
13. ¿Harías autopublicación o coedición?
 
Coedición jamás. Autopublicación, no lo haría por falta de tiempo. Admiro muchísimo el tesón de los autores indies porque sobre ellos recae toda la labor de promoción y distribución. Yo, como requiere tantísima dedicación,  prefiero dejarlo en manos de una editorial.
 
14. Dime si tienes alguna historia en mente que no hayas podido escribir todavía como tú quieres, es decir, que se te resista por falta de tiempo, temática u otros motivos. ¿Has escrito ya el libro de tus sueños, es decir, el que consideras mejor exponente de tu forma de ser y tu forma de escribir?
 
La espinita que tengo clavada y que quiero escribir cuanto antes es la historia de Helen, un personaje de DELICIAS Y SECRETOS EN MANHATTAN que se merece su propia novela. 
Yo creo que cada libro refleja como soy o lo que necesito escribir en ese justo momento. Cada una de mis novelas tiene un hueco en mi corazón y para mí son todas importantes, no creo en la teoría “del libro maravilloso que algún día llegará”.
 
15. Dime un tipo de personaje que nunca usarías para tus novelas (explicando el motivo) o una situación que nunca utilizarías (explicando también el por qué)?
 
Esto sí puedo asegurarlo: nunca aparecerá en mis novelas un protagonista masculino más bajito que la chica. Y como lo que pretendo es que las lectoras cierren mis libros con una sonrisa feliz, nunca incluiré temas dolorosos como el maltrato físico.
 
Muchas gracias por responder a estas preguntas, ha sido un grato placer para mí descubrirte como autora con “Bésame y vente conmigo” y estoy deseando leer más obras tuyas. 
Gracias a ti, siempre. Es un placer charlar contigo.


3 comentarios:

  1. Un millón de gracias de nuevo, Anita. Fue una gozada responder a tus preguntas. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. jajajajajaja que fama voy a tener!!!! Deseando verte de nuevo. Muaks!

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho la entrevista!!!! besitos

    ResponderEliminar

Etiquetas